Seguidores

Página principal

viernes, 14 de mayo de 2010

Verde, azul, rosado.

Una rama que reverdece
se guinda en el azul sereno
acampan los trinos en lo alto,
se mecen como un océano,
arriba el verde,
existe colgado,
un nuevo retoño rosado,
delicado y perfumado,
la flor del durazno,
desprende todo su encanto,
me abrazo en un suspiro amplio,
vasto aliento en un cielo claro.