viernes, 14 de mayo de 2010

Mi tristeza.

cinabrio.jpg
Cuando la tristeza se hace parte de mí
los colores del universo se funden con mi sangre
transformándolos en púrpuras,
bermellones y violetas.

En trozos coagulados
mis sentimientos van cayendo a tierra
esparcidos y desgarrados.

Tan tristes como yo,
los cinabrios van envolviendo mi pena
enmoheciendo mi espíritu,
oxidando mis manos.

CUESTIÓN DE CÍRCULOS Y CUADRADOS

Hay gente tan pequeña que cabe en un cuadrado Gente que piensa que es grande Que cree que los demás no valen Porque los demás no pueden s...