Seguidores

Página principal

miércoles, 20 de mayo de 2009

Cantar de agonía


Como mil hadas danzantes sus velos agitaban
Ninfas que al son de un cantar bailaban alegres
De colores diáfanos al mundo estremecían
Conmovían las emociones del espíritu

Envolvían de amor los elementos de la creación
El agua y la tierra, el bosque los mares, amaban
Alseides con matices del prisma derramaban
De verde vida dibujaban paisajes las Dríades

Hoy ellas temen a Otelo, sus reproches
En un húmedo rincón ellas se esconden
Sueñan el blanco lino donde yacían
Desde donde ofrecían sus primores

Su pulso es lento y frío, su boca es silencio reprimido
agonizan mis palabras sin expresar un quejido
en un breve, ligero, y mortal suspiro