Seguidores

Página principal

viernes, 12 de septiembre de 2008

Suponer

Una enseñanza que aprendí joven es la de no suponer cosas respecto a las personas. Cuando suponemos, normalmente prejuzgamos el actuar de la gente y normalmente acabamos equivocándonos y realizando actuaciones inútiles y hasta erradas frente a los hechos. Suponer implica conocer el interior de la siquis humana, cosa de la que estamos bastante apartados ya que hace mucho tiempo nuestras capacidades extrasensoriales nos fueron vetadas. Si bien es cierto gracias a mis estudios de metafísica he podido llegar a discernir las intensiones de las personas, no me arriesgo a caer en suposiciones. Es muy triste averiguar que lo que pensábamos estaba completamente errado. Por eso ahora siempre pregunto directamente a la persona involucrada, y me ahorro este bochorno.