Seguidores

Página principal

viernes, 12 de septiembre de 2008

Los ángeles

Los ángeles son los cuerpos de la dimensión de Dios. Este cuerpo puede traspasar las dimensiones y tomar la forma de cualquier cosa de esta dimensión terrenal. Pueden en un instante tomar la semejanza humana, pero el único inconveniente es que siempre causan una sensación de temor en la persona que los observa, pero no pueden disimular su ser, es que la luz que emite su aura es muy fuerte y la sensación del espacio se llena con su presencia. Así lo podemos leer en varios episodios de la Biblia.
Todos tenemos uno que siempre nos acompaña, desde nuestro nacimiento, y a medida que crecemos pues ya ni notamos su presencia porque es muy habitual ya para nosotros.
No se hace visible, sino en ocasiones muy especiales. Y justamente cuando más le necesitamos. A veces no le vemos pero si le sentimos. Y no hay palabras para definir esa sensación fuera de lo común. En muchas ocasiones he escuchado testimonios de personas que han tenido estas experiencias maravillosas. La mía, muy simple pero inolvidable; estando de alrededor de 8 años, jugando en un pasillo que quedaba al frente de mi casa pero a una altura de 5 metros, un amiguito me empuja y caigo por entre las barandas. Al momento de ir cayendo siento unas manos presionando al costado de mi tórax, lo que me hace abrir los brazos. Así con los brazos extendidos, levito y comienzo a descender lentamente en forma oblicua al piso hasta topar mi estomago al suelo a una distancia de 10 metros desde el lugar que caí. No resulte herida, ni un rasguño, y mis amigos y mi hermano me decían: “Volaste, volaste”.