Seguidores

Página principal

miércoles, 10 de septiembre de 2008

Háblame de ti.

A veces perdemos las cosas de la vida por no entregarnos, por no dejar que otros entren en nuestros recintos privados. Nos da vértigo mostrar lo que somos y dejamos siempre a nuestra visita en el portal de nuestro hogar, nuestro ser.
Hablar de nosotros es muy bueno, dejar que conozcan nuestro interior sin avergonzarnos de nosotros nos ayuda a crecer y de paso nos enriquece. Siento que has estado en la sombría estancia sin abrir tus ventanas. Y mi sensación interna es que eres muy hermoso y que ni tú lo sabes. Háblame de ti.