Seguidores

Página principal

viernes, 12 de septiembre de 2008

El amor

El amor tiene cuerpo. El amor en su cuerpo envejece. Se va poniendo grueso, otras veces delgado. Muchas veces es herido, y sangra. Pero como todo cuerpo puede cicatrizar. El amor en su cuerpo puede cansarse también. Y puede costarle caminar. Por que el amor puede caminar, respirar, comer y todas esas cosas que hacen los cuerpos.
El amor tiene espíritu. El amor en su espíritu se emociona, recuerda, y se imagina. El amor en su espíritu sufre o se alegra. Razona, y no le pide opinión alguna a nuestra cabeza. El amor en su espíritu sabe hacer las cosas.
El amor tiene alma. Y lo único que puede hacer como alma, es amar.