Seguidores

Página principal

miércoles, 10 de septiembre de 2008

Dejar ser

Permitir que las cosas fluyan por el universo. Ese siempre a sido el deseo que tengo desde mi adolescencia. A veces es difícil trasmitir este deseo a las demás personas, piensan inmediatamente que no me importan, y justamente porque me importan las dejo ser. Me gusta también que me dejen ser, nunca me ha gustado ser la tabla de salvación de alguien. Creo que cada uno puede ayudar a otro pero no solucionar los problemas que otro debe solucionar.
También he aprendido a no atarme a las cosas materiales, sobre todo a esto. Siempre se pueden perder y siempre alguna otra podrá ocupar su lugar. Las personas son diferentes para mi, no me ato a tenerlas físicamente, pero a veces si a sus añoranzas, ¿Quizá sea porque comparten de cierta forma las mías?